Marea Alta

Cecilia Moretti - Laura Muñoz López - Maria Reyes Ventós

decoradoras

Open Kitchen.- ¿Conocíais al cocinero antes de empezar el proyecto? 

Maria Reyes Ventós.- En este caso yo lo conocía porque es pariente mío y por todos los restaurantes que había abierto, pero ellas dos no. 

Cecilia Moretti.- Lo conocimos al empezar el proyecto. Como este restaurante no existía, ni el concepto, tampoco sabíamos de qué iba. Lo que sí que hicimos es ir un día a comer todas juntas en aquel entonces al Bar Bas. Allí pudimos conocer algo de su cocina y del concepto que tenía para el restaurante. 

Open Kitchen.- ¿Cuál ha sido la influencia del lugar, esta Torre Colón, en el diseño del proyecto? ¿Ha tenido influencia para el interiorismo el hecho de estar en este tipo de edificio? 

Cecilia Moretti.- Es evidente que estar en una planta veinticuatro ya te marca, porque tienes mucha vista, mucha luz. Otra cosa que nos ha influido mucho es que justamente la planta de este edificio es una planta muy peculiar que nos ha condicionado y nos ha marcado la distribución. Y una planta tan alta tiene unas vistas que no puedes obviar. 

Open Kitchen.- Y hay que aprovecharlas, es todo cristales, si tapáis las vistas perdéis parte del encanto. 

Cecilia Moretti.- Exacto. 

Open Kitchen.- Os ha condicionado, más que ayudado 

Laura Muñoz López.- Bueno, nos ha condicionado en el sentido de que lo hemos tenido que tener muy en cuenta para poder hacer este proyecto, tanto a nivel de circulación del espacio como de aprovechamiento de las vistas en 360 grados, y la disposición del comensal para que pueda disfrutar de esas vistas. 

Maria Reyes Ventós.- Pero el chef, Quique, siempre decía “yo no quiero que la gente venga aquí por las vistas, yo quiero que la gente venga aquí por la decoración y por la gastronomía”. Y dijo: “si fuese un cuarto oscuro, ¿cómo lo haríais?” 

Laura Muñoz López.- Eso nos ayudó a crear el concepto. 

Cecilia Moretti.- Exacto. Pero cualquier edificio, cualquiera, inevitablemente te influye. Lo que sí que es verdad es que era un espacio que podía quedar liberado y ser disfrutado de forma casi total en sus 360 grados, eso sí que hemos intentado aprovecharlo, es lo que nos daba el edificio, esta visión, que no es muy común. Y no estaba así, cuando nos lo encontramos estaba dividido. Creo que una de las cosas más importantes que hemos hecho a nivel de distribución es liberar las plantas, liberarlas al máximo posible para que se pudiera tener una circulación casi completa. 

...más que referentes culturales, tuvimos muy en cuenta lo que nos transmitía el chef. Nos hablaba de mar del norte, quería huir de la imagen del Mediterráneo, que es a lo que estamos más acostumbrados. Siempre nos daba referentes más de mar bravo, mar fuerte, mar del norte.

Open Kitchen.- ¿Qué referentes culturales se han tenido en cuenta a la hora de hacer el proyecto? 

Laura Muñoz López.- En este caso, más que referentes culturales, tuvimos muy en cuenta lo que nos transmitía el chef. Nos hablaba de mar del norte, quería huir de la imagen del Mediterráneo, que es a lo que estamos más acostumbrados. Siempre nos daba referentes más de mar bravo, mar fuerte, mar del norte. Esto es lo que tuvimos en cuenta para empezar a crear el concepto. 

Cecilia Moretti.- Sí, como antes explicaba Reyes, lo de imaginarnos este espacio tapado, no solo pensar en las vistas, y la idea de la comida que querían hacer: era pura materia de pescado salvaje. Luego nos dijo la palabra “barco”. Y nos quedamos un poco sorprendidas. 

Maria Reyes Ventós.- Porque, claro, un barco en una planta veintitrés o veinticuatro…. 

Laura Muñoz López.- Y que un barco pueden ser muchas cosas, puede tener muchos referentes diferentes. Al final partimos de la base del barco comercial. 

Cecilia Moretti.- Lo del barco nos dejó confundidas un poco al principio. Él nos dijo eso: no miréis las vistas, es decir, imaginadlo cerrado. También el barco. Luego el producto que querían servir, que tenía que tener importancia, de forma que la decoración no le restara protagonismo. El mar del Norte, no el Mediterráneo, no el típico local como un chiringuito de playa con materiales más naturales tipo mimbre. No. Lo del Mediterráneo se fue más hacia el Norte, al mar bravo. De hecho, creo que una de las primeras imágenes era de un barco pesquero en un mar muy movido. Y también nos dijo que creáramos un concepto contundente. 

Laura Muñoz López.- En el sentido de muy limpio. 

Maria Reyes Ventós.- Él siempre utilizaba el mismo decorador. Nos dijo que la gente estaba acostumbrada a que siempre abriera restaurantes con ese mismo decorador y quería algo totalmente diferente, independientemente de que siguiera encantado con él. Me dijo “quiero algo diferente”. A raíz de este algo diferente nosotras tres, que no nos conocíamos antes y nos conocimos en este proyecto, empezamos a trabajar juntas. Él me conocía a mí, que ya había trabajado en interiorismo, en reformas de casas. Y ellas trabajaban en restaurantes. Entonces me dijo “Reyes, me encanta tu estilo, pero también te falta experiencia en restaurantes, y conozco a dos personas y podéis trabajar en equipo muy bien juntas”. Yo pensé “¡Huy!”. Empezar un proyecto con gente que no conoces… Bueno, ahora nos llevamos muy bien. 

Cecilia Moretti.- Bueno, estamos encantadas. 

Open Kitchen.- A la hora de crear un interiorismo, ¿qué conceptos creéis que son los más importantes en el diseño del espacio? Color, luz, orden, acústica, sostenibilidad, funcionalidad… ¿Tenéis en cuenta todos estos conceptos a la vez? 

Maria Reyes Ventós.- Sí, siempre. 

Laura Muñoz López.- Bueno, aquí en este caso en concreto sobre todo la funcionalidad, por lo que hemos dicho, la circulación, la disposición del comensal. También el aprovechamiento de la luz. 

Maria Reyes Ventós.- Y la acústica. El chef, Quique, siempre dice que no puede ir a un restaurante en el que el comensal no oye la conversación bien. Esto es básico. De hecho, se invirtió parte del proyecto en la acústica más que en otras cosas. 

Laura Muñoz López.- Bueno, el confort acústico siempre es algo que en un restaurante solemos tener muy en cuenta, porque forma parte de la experiencia, independientemente de que uno coma muy bien. Te ayuda a que tengas una experiencia mucho más confortable. El confort acústico nos parece que es muy importante. 

Cecilia Moretti.- En realidad, es importante todo lo que has nombrado. La funcionalidad, el flujo de circulación de las personas, de los camareros… 

Maria Reyes Ventós.- Además, en este restaurante solo hay tres colores, incluso en los uniformes de los camareros, y son el blanco, el azul y el amarillo. Es el mismo RAL para todo.

Open Kitchen.- Hablando de experiencia gastronómica, ¿creéis que el espacio arquitectónico influye sobre la misma? ¿Es importante tener una decoración como esta para disfrutar de una experiencia gastronómica diferente? ¿El mismo producto gastronómico se percibe de otra forma en otro sitio? 

Cecilia Moretti.- No sé, yo creo que si la calidad del producto es buena, el plato sigue siendo bueno. El producto y la cocina se pueden acompañar de algo que suma a lo que es la gastronomía. Si hablamos de experiencia, sí, seguramente. 

Open Kitchen.- No es lo mismo comer un pescado al horno que te puedan servir aquí que comerte el mismo pescado en casa. 

Laura Muñoz López.- Eso es algo personal, pero opino como Cecilia. Es algo que suma a la experiencia del momento, pero no creo que afecte a la gastronomía. 

Maria Reyes Ventós.- Quique relaciona mucho la gastronomía con el lugar donde comes. A él le gusta que cuando el cliente entra a su restaurante ya sepa por la estética lo que va a comer. Cuando abrió un asador de pollos se veían ahí los pollos. Aquí dijo que quería que cuando viniera el cliente viera claramente que iba a comer pescado. Es decir, que se vea muy reflejada su carta con la decoración. 

Cecilia Moretti.- Claro, una cosa es la experiencia gastronómica, que incluye todo, cómo lo disfrutas, dónde estás… Y otra cosa es puramente la comida, el producto y como está cocinado. 

Open Kitchen.- ¿Creéis que el interiorismo y la arquitectura puede influir en la percepción de los sabores? 

Laura Muñoz López.- Yo creo que no, en la percepción de los sabores, no. 

Maria Reyes Ventós.- Aquí se ha cuidado mucho hasta el plato 

Cecilia Moretti.- Aquí todo va conjunto porque además hemos trabajado mano a mano. Aquí Quique ha influido mucho en la creación del concepto. Reyes.- Pero a mí me ha pasado a veces que te tomas un chuletón en un plato que es de pescado y piensas “ya no me entra”. Creo que hay veces que los materiales sí que pueden influir en la comida. 

Laura Muñoz López.- Supongo que hay materiales que pueden alterar los sabores. 

Maria Reyes Ventós.- Yo creo que lo que también influye mucho y creo que es muy importante es la posición de las mesas cuando estás sentado. Hay restaurantes en los que no te sientes cómoda comiendo, y la manera cómo distribuyes las mesas puede influir. No estás cómoda si tienes mucha circulación alrededor. Aquí se ha pensado que todo el mundo esté como protegido. 

Cecilia Moretti.- Nosotras, aparte de ir a restaurantes y disfrutarlos, cuando trabajamos a nivel de distribución, ayudándonos de quien sabe más, cocineros y camareros, pensamos en cómo son los flujos, cómo va la gente. Creo que a veces nosotras podemos influir a nivel de decoración y arquitectura en lo que creemos que se puede ver, lo que puede ser atractivo de un sitio a nivel de producto, en este caso aquí no se podía hacer porque era imposible hacer ver el producto. A veces puede ser que decidamos que una barra te reciba o que decidamos invitar al cliente a entrar o no. Los intentas guiar. Al final un restaurante también es una operación comercial. Pero este era un sitio muy especial, porque es un sitio que no lo ves desde abajo, solo puedes verlo a nivel de iluminación. Intentamos que las personas estén lo más cómodas posible para que puedan disfrutar del espacio: la distribución, cómo están puestas las mesas, cómo están orientadas... 

Maria Reyes Ventós.- ...los materiales, que te recuerdan a algún material de cocina… 

Cecilia Moretti.- … la iluminación, súper importante. 

Open Kitchen.- ¿Cómo ha sido la relación que habéis tenido con el chef durante el proyecto? ¿Os ha marcado mucho o bien os ha dejado más libertad? 

Maria Reyes Ventós.- Más que al cien por cien, al ciento veinte por cien. 

Cecilia Moretti.- Pero ha sido una relación muy buena. 

Laura Muñoz López.- Más que por libertad o no de hacer, él ha sido muy claro, y esto ayuda mucho a que luego sea un proyecto con un concepto muy fuerte, que es en lo que él siempre ha hecho más hincapié. 

Maria Reyes Ventós.- Y tanto que ha influido. Él, sin conocernos, creó un equipo. 

Cecilia Moretti.- Exacto. Él vino y nos dijo estas tres cosas que hemos dicho: que quería un concepto contundente, que quería que lo viéramos como si no estuvieran las vistas y que quería esta idea de mar, de salvaje y de barco. Nosotras, al final, después de darle vueltas, hemos intentado crear como un conjunto entre las tres plantas y nos hemos imaginado que la cocina fuera la sala de máquinas del barco, porque la parte de la cocina también la hemos contemplado, aunque de forma sencilla. Hemos elegido tres colores, hemos decidido que las tres plantas fueran: la parte de arriba la sala de máquinas, ésta que para nosotras era la cubierta de un barco... 

Maria Reyes Ventós.- Y en la que predominase el blanco... 

Cecilia Moretti.- Exacto. Arriba estaba el amarillo y el azul también, aquí predominaba el blanco, y abajo, que serían los salones del barco, un poco más acogedor, era el azul. Y luego hemos decidido utilizar también muy pocos materiales, porque hemos utilizado hierro, plancha metálica... 

Laura Muñoz López.- … resinas sintéticas… 

Maria Reyes Ventós.- … y la madera del suelo. 

Cecilia Moretti.- Es suelo de barco. Él ha influido en que todo esto tomara forma dándonos estos conceptos al principio. 

Laura Muñoz López.- Y sobre todo muy claros. Eso es importante, su manera de transmitir lo que él buscaba para este proyecto. 

Open Kitchen.- La última pregunta es hasta qué punto habéis escuchado la problemática y los deseos del cocinero, pero ya está contestada. 

Maria Reyes Ventós.- Sí. Siempre es mejor trabajar con un cliente que se involucre que no con uno que no se involucre. Cuanta más información te dan más fácil es el trabajo. A Quique le gusta la obra, le gusta que el proyecto crezca con él dentro. Le gustaba venir a la visita de obra, le gustaba involucrarse en todo. 

Cecilia Moretti.- Ha influido realmente en la creación del concepto. Al principio no lo veíamos claro, igual porque estamos más acostumbradas a materiales más acogedores, más naturales. 

Laura Muñoz López.- Exacto, una cosa guay de este proyecto es que ha sido un reto. Y para nosotras ha sido un ejercicio de salir de tu zona de confort. 

Cecilia Moretti.- Hoy estamos aquí y lo he vuelto a mirar, y creo que aguanta muy bien. 

Maria Reyes Ventós.- No te cansas. 

Cecilia Moretti.- Es muy escueto, pocos colores, pocos materiales, hasta puede parecer seco o frío, pero eso es el Mar del Norte. 

Maria Reyes Ventós.- Y para él también ha sido un gran cambio. Él luchaba con un yate, con algo muy recargado, a lo que estaba acostumbrado, y cuando lo vio acabado dijo “Faltan plantas, falta attrezzo”. Poco a poco lo ha ido digiriendo y ahora se siente muy cómodo. 

Cecilia Moretti.- Al final se ha sintetizado todo a la mínima expresión, lo máximo posible. Para intentar conseguir lo que nos estaba pidiendo. Ahora bien, no sé cómo lo ve la gente que viene de fuera. Todo está abierto a interpretaciones. 

Creo que a veces nosotras podemos influir a nivel de decoración y arquitectura en lo que creemos que se puede ver, lo que puede ser atractivo de un sitio a nivel de producto...

Open Kitchen.- Esto quizá es un poco más seco, pero la planta de abajo es muy acogedora 

Cecilia Moretti.- No obstante, utilizamos siempre los mismos materiales. 

Laura Muñoz López.- Recuerdo que en algún momento ellos querían marcar estos tres niveles, que estuvieran conectados conceptualmente pero que fueran tres experiencias muy diferentes. Evidentemente la cocina es otra experiencia ya por lo que se cuece, pero que entre la planta 23 y la 24 hubiera también una percepción diferente del cliente, aunque tuviera muy claro que el concepto se mantenía. 

Open Kitchen.- Esto lo habéis conseguido sin duda. Se nota la diferencia de los dos niveles, pero también se nota un hilo conductor. 

Cecilia Moretti.- Al final es la cubierta del barco, el restaurante del barco y luego es verdad que mirando tanto las grúas de aquí del puerto en amarillo decidimos que los elementos de conexión serían amarillos, como la escalera. Y luego es un color muy de puerto, el blanco, el azul y el amarillo. 

Maria Reyes Ventós.- Y la inspiración de los baños viene un poco por los containers de los barcos. 

Open Kitchen.- Perfecto, muchas gracias. 

Cecilia Moretti - Laura Muñoz López - Maria Reyes Ventós

decoradoras

María Reyes Ventós, interiorista, presta servicios de diseño, decoración e interiorismo desde su estudio Escenas Barcelona. 
Cecilia Moretti, arquitecta e interiorista, trabaja en diversos proyectos en Formentera y ha colaborado en el diseño de diversos restaurantes como Bravo 24 (Barcelona), LaLuz (Dubai) o Panino Giusto (Milán). 
Laura Muñoz, interiorista freelance y diseñadora de proyectos, colabora con diferentes profesionales arquitectos e interioristas formando equipo para proyectos concretos. Entre sus trabajos se cuentan el Restaurante Mar y Playa (Ibiza) y el Ohla Eixample Hotel (Barcelona).

realizado por